Noticias

GOBIERNOS DE CANADÁ Y REINO UNIDO BUSCAN IMPULSAR LA INDUSTRIA PERIODÍSTICA

Tendencias - 27 Agosto 2018

Apoyar el periodismo local y evitar el cierre de nuevos periódicos son algunas de las razones de la inyección de recursos y la revisión de los modelos de financiamiento que están siendo impulsadas por los gobiernos de Canadá y Reino Unido para dar soporte a los medios impresos.

Hace unos días, el gobierno de Justin Trudeau dio a conocer un anuncio que impacta directamente en la industria periodística canadiense. Se trata de un compromiso de un total $50 millones de dólares canadienses, del presupuesto federal, para los próximos cinco años, destinados a apoyar el periodismo local y sin fines de lucro en todo el país norteamericano.

De esta forma, se entregarán recursos económicos a organizaciones no gubernamentales independientes para que ellas los administren, en cada una de las comunidades, y así se garantice la existencia de perspectivas locales confiables e independientes.

Este apoyo se basa en los consejos expuestos por el The Shattered Mirror, un informe entregado al Public Policy Forum, think tank que promueve el diálogo público-privado, en el que se dieron una serie de recomendaciones para impulsar la industria de los medios escrito. Esto en un contexto donde más de 16.000 periodistas han perdido sus trabajos, en los últimos 10 años, han cerrado 27 diarios y 222 semanales.

A pesar de que el anuncio ha generado reacciones adversas por parte de algunos editores de medios, quienes sostienen que los recursos no son suficientes, Edward Greenspon, Presidente y CEO del Public Policy Forum afirma que sí es una ayuda. “Para los consumidores de noticias y las personas que se preocupan de que nuestras instituciones democráticas reciban cada vez menos cobertura, este financiamiento podría significar hasta 150 periodistas más, 10 o 12 por provincia y territorio, que cubran las noticias locales. Y eso marcará la diferencia “, afirmó según consigna el sitio web del Public Policy Forum.

Junto con lo anterior, la iniciativa del gobierno canadiense también incluye explorar nuevos modelos de financiamiento a través de los cuales instituciones privadas o filántropos puedan dar apoyo y fomentar el desarrollo de un periodismo confiable, con orientación cívica y con noticias locales, por ejemplo de comunidades indígenas.

Cabe destacar que los esfuerzos como el de Canadá no son aislados. De hecho, a principios de febrero la primera ministra británica, Theresa May, anunció una revisión de la industria de los periódicos, para hacer frente a las caídas en la circulación que han generado el cierre de 198 títulos regionales y locales desde 2005.

De esta forma, la líder del Reino Unido planteó que con esta acción se intenta proponer un modelo de financiamiento futuro que sea sostenible para los medios impresos, a nivel nacional y local. Esta acción se constituye como un arma para fortalecer la democracia.

“El periodismo de buena calidad nos proporciona la información y el análisis que necesitamos para informar nuestros puntos de vista y llevar a cabo una discusión genuina”, afirmó. La revisión también incluirá un análisis de la cadena de suministro de la publicidad digital, actual fuente de financiamiento, para saber si quienes crean contenido están obteniendo una parte justa en ingresos publicitarios. “Una prensa libre es uno de los fundamentos sobre los que se construye nuestra democracia y debe preservarse”, enfatizó la primera ministra.

Categorías:

Tendencias

Categorías

Tendencias