Noticias

MEDIOS DIGITALES HAN OPTADO POR IMPRIMIR SUS REVISTAS

Noticias - 03 Octubre 2018

La llegada de la era digital remeció las telecomunicaciones, el acceso a la información, la interactividad y el impreso editorial. Es así como diversos periódicos y revistas optaron por cerrar sus operaciones por el impacto del auge de Internet. Sin embargo, entendiendo el valor y los beneficios del papel, es que diversos portales digitales decidieron crear sus propias publicaciones.

Airbnb es un ejemplo de ello. Esta empresa que construyó un mercado comunitario global de arriendos de propiedades con una valoración de 30 mil millones de dólares lanzó en invierno de 2014 una publicación trimestral llamada Pineapple.

En una nota introductoria, la revista explicó que su objetivo era inspirar y motivar a la gente a explorar, no solo dentro de las ciudades que destaca la publicación, sino en cualquier espacio donde un lector se encuentra a sí mismo.

Pero, ¿por qué un sitio digital querría entrar al mundo del papel cuando en la actualidad las publicaciones impresas luchan por atraer lectores y anunciantes?

“Airbnb no necesita anunciantes para financiar su publicación impresa, sino que deciden crear esa revista como un medio de difusión autofinanciado que se distribuye a través de los arrendatarios de propiedades quienes dejan la revista en la mesa de su propiedad a la espera de los turistas arrendatarios, replicando lo que hacen aerolíneas y hoteles”, responde Felipe Cádiz, socio fundador y director de Estrategia de la agencia digital Reactor (www.reactor.cl), experto en marketing y comunicación digital.

Pineapple contiene historias contadas por personas que pertenecen a la comunidad de Airbnb. Cada número estará dedicado a tres ciudades: la primera edición contó con 128 páginas e incluyó artículos sobre Londres, Seúl y San Francisco, con información, fotografías y opiniones.

Para el experto en marketing, lo que busca Airbnb es materializarse. “Nosotros como usuarios nunca vemos a la empresa, solo son un intermediario digital entre dos clientes (arrendatario y arrendador). La revista en papel, con una factura de primer nivel y una arte moderno y elegante, los hace reales, los pone en el mundo físico y genera además un branding presencial en el lugar donde sus clientes tienen contacto con el producto: el departamento o casa que le arrendaron a otro usuario vía la compañía”, dice.

El impreso tiene una lógica de enriquecer una experiencia. “Esta es la misma razón que ha llevado a otras startups digitales a “darse el lujo” de imprimir su propia revista”, comenta Cádiz. La experiencia de Airbnb no es la única. Net-a-Porter, uno de los principales portales digitales de moda, que cuenta con 4,4 millones de visitas y clientes en 170 países decidió apostar por contratar a los mejores editores de la revista Vogue y otras revistas de la industria para desarrollar una versión impresa.

CNET es otro ejemplo. El sitio web español dedicado a la tecnología de punta expan-dió sus contenidos a la plataforma de impresión hace dos años y lanzó la revista trimestral CNET. La publicación cuenta con 128 páginas e incluye anuncios publicitarios de marcas en diversas categorías como automóviles, electrónica y tecnología.

Para Felipe Cádiz, una revista en la era digital debe ser un objeto de diseño. Se le debe exigir mucho más en términos de arte y materialidad. En su contenido debe volcarse a los temas de análisis y algo distanciados de la contingencia diaria. Ambos factores, materialidad y contenido, diferencian a la revista de los medios digitales, cada vez más inmediatos, pero al mismo tiempo más desechables”, concluye.

Categorías:

Noticias, Tendencias

Categorías

Noticias / Tendencias