Noticias

DAVID SAX Y EL RESURGIMIENTO DEL IMPRESO: “NOS DA LA ALEGRÍA DE CREAR Y POSEER COSAS REALES Y TANGIBLES”

Noticias - 03 Octubre 2018

El autor del libro La venganza de lo analógico, éxito de ventas en Estados Unidos, explica por qué el papel y la impresión siguen siendo valiosos para los lectores, y los desafíos que debe afrontar la industria de periódicos en el futuro.

Escuchar vinilos antiguos, tomar fotos instantáneas y leer un libro que huele a papel, nunca fue tan valioso para los usuarios, como en la hiper digitalizada era actual. Esa es la tesis que el periodista canadiense, David Sax, desarrolla en su nuevo libro La venganza de lo analógico, publicado a fines de 2016, por la editorial PublicAffairs. Tomando ejemplos de la vida cotidiana, como el resurgimiento de las cámaras Polaroid, el autor demuestra por qué lo analógico sigue ocupando un lugar importante en las preferencias de los consumidores, particularmente en el segmento joven.

En un mundo donde los objetos y las experiencias cada vez son más reemplazadas por la pantalla virtual, David Sax propone que lo analógico “nos da la alegría de crear y poseer cosas reales y tangibles”. Por ello, los objetos que ofrecen este tipo de atributos están teniendo un resurgimiento en todo el mundo. Entre ellos, el papel y la impresión, a los que el periodista dedica dos capítulos de su libro.

En una entrevista por correo electrónico, David Sax cuenta a VALIDA que su tesis principal respecto a estos dos soportes, es que el papel y los medios impresos, como los libros, las revistas y los periódicos, tienen un valor cada vez más distintivo y único, en una era en que mucho de lo escrito está en formato web. “La impresión y el papel se paran en sus propios méritos y tú puedes cobrar más por ellos, a menos personas, precisamente porque se imprimen”, escribe el periodista.

Para demostrar su idea, David Sax utiliza el ejemplo de los libros. “Las ventas de los libros electrónicos han sido relativamente planas, mientras que los libros en papel continúan creciendo”, dice el autor. “Eso es porque el libro ha demostrado que es más que un lugar para mostrar texto. Es un objeto digno de deseo que presenta la información de un modo que los lectores parecen preferir”.

Para los medios impresos, como los periódicos, esta preferencia por sobre lo digital es más desafiante, dice Sax. Sin embargo, cree que hay algunos buenos ejemplos en el periodismo, como las revistas de habla inglesa The Economist y Monocle, las que demuestran que sí hay un público que valora las noticias en el formato impreso, “cuando éste es el correcto”, dice Sax.

Respecto al futuro de los diarios y revistas, el autor considera que el principal desafío que deben afrontar es la publicidad, y la necesidad de encontrar un modo de mantener las publicaciones impresas con un modelo económico distinto al que existía antes. “Los días de depender de los anuncios han terminado”, dice Sax. “La suscripción a un precio alto puede ser mejor”.

Consultado sobre si este gusto e interés por el papel se atribuye a un tema generacional o más bien a atributos propios del soporte físico, David Sax cree que “tal vez un poco de ambos”. La teoría es que eso depende de los hábitos e incluso al tamaño de la impresión. “Cada lector elige lo impreso por su propia razón, directamente relacionada con los atributos específicos de ella: aspectos sociales, el tacto, la sensación e incluso el deseo del consumidor”, explica el autor del libro.

La venganza de lo analógico: Cosas reales y por qué ellas importan ha sido éxito de ventas en Estados Unidos, obligando a la editorial PublicAffairs a publicar nuevos ejemplares.

Categorías:

Noticias, Casos

Categorías

Noticias / Casos